El servicio, y la calidad de las experiencias son algunos de los factores que le merecieron ocupar uno de los primeros lugares en el listado. Uno de sus servicios más destacados es el spa. Desde hace 15 años el hotel cuenta con el Sofitel Spa Santa Clara, un espacio dedicado a la relajación, el bienestar y la belleza. Pero más allá de ser un agregado, se ha posicionado como una experiencia popular para quienes se hospedan allí y para quienes no.}

image

Parte del éxito que han tenido radica en los tratamientos que ofrecen, que más allá de ser los tradicionales masajes relajantes y las limpiezas faciales, están pensados ​​en destacar elementos colombianos.

En esa línea, Carina García, gerente del spa, cuenta que el ritual de la esmeralda y el ritual del café son su arma secreta. Ambas experiencias únicas que la cadena Sofitel solo tiene en Cartagena.

Como la esmeralda y el café colombiano tienen reconocimiento mundial y suelen ser los productos más populares entre los visitantes extranjeros, en el spa del Sofitel Santa Clara los utilizan en sus paquetes de relajación y belleza.

 

"Para el ritual de la esmeralda usamos piedras reales, pues estas trasmiten beneficios al cuerpo. Especialmente a la mujer, la esmeralda le da fuerza, sabiduría", explica García.

 

Esta experiencia incluye un baño en hierbas aromáticas, un facial y una apertura de chakras con piedras preciosas. A las personas que lo toman se le da un elixir especial hecho con esmeraldas.

 

"Las personas que lo han hecho me han dicho que encontraron respuestas a preguntas significativas que se estaban haciendo", revela la gerente.

 

Por otro lado, está el ritual del café que se divide en tres partes: la exfoliación corporal completa con café, seguido de un masaje y finaliza con una envoltura de café para hidratar la piel. Al final la persona puede elegir la bebida de café de su preferencia.

A esta oferta, recientemente le sumó el paquete 'Siete en uno, balance perfecto', pensado para aquellas personas que quieren disfrutar de un día completo en el spa, desconectarse de los dispositivos móviles y dedicarse el día.

 

Incluye desayuno y almuerzo saludable, práctica de spinning, yoga, tratamientos faciales y corporales para activar energéticamente el cuerpo y su duración es de entre cinco y seis horas.

 

"Lo que hemos notado es que apenas se reactivó todo, hubo un boom en temas de cuidado de la piel y cuidado personal, entonces se ha incrementado el número de limpiezas profundas, de masajes y en general de todos los servicios. Hemos tenido una alta ocupación", asegura la gerente del spa.

 

Todos los servicios del exclusivo spa están disponibles para huéspedes y también para el público externo.

 

“Nosotros estamos hechos para nuestros huéspedes y les damos prioridad, pero también pueden venir visitantes. Tenemos bastantes solicitudes de afuera porque las personas quieren venir y vivir la experiencia”, dice García.

 

LAURA ALBARRACÍN RESTREPO